Dieta para el paciente con disfagia: triturados enriquecidos

La pérdida de peso involuntaria en pacientes que presentan disfagia es una de las principales complicaciones que se asocia a esta patología. Para garantizar la seguridad y eficacia en la alimentación, es necesario recurrir a los triturados.  

Estos deben de mantener las siguientes características:  

  • Tienen que ser platos que no necesiten masticación y sólo se puedan comer con cuchara. 
  • Su textura tiene que ser uniforme, es decir, evitar consistencias distintas en un mismo plato (sopa con fideos o crema de verduras con picatostes). 
  • En la mayoría de purés, el triturado será insuficiente, ya que puede quedar fibra en el caso de las verduras o pieles en las legumbres. Para evitarlo será necesario el uso del pasapuré.  

Para conseguir una textura adaptada según la necesidad de cada paciente se pueden utilizar alimentos naturales o espesantes comerciales. En la siguiente tabla recogemos las distintas opciones de alimentos para espesar: 

Desayunos y compotas   Galletas maría triturada, papilla de cereales 
Comidas principales   Maicena, harina, patata deshidratada, arroz triturado o fécula de arroz, pan rallado  o nata líquida 
Otros  Agar-agar o xantana  

Si utilizáramos espesante comercial, es importante leer y seguir las instrucciones de uso del fabricante, ya que estas pueden variar según la marca.  

Por otra parte, es importante ofrecer platos ricos calóricamente, es decir, que pequeños volúmenes de comida ofrezcan elevado contenido de nutrientes y energía. Para enriquecer los platos con alimentos podemos utilizar:  

   
Lácteos 
  • Añadir leche, leche en polvo, nata o yogures en purés o batidos de frutas 
  • Complementar los platos con bechamel (espinacas o coliflor en bechamel) 
Huevos 
  • Añadir huevo batido o huevo duro en sopas o purés 
  • Se pueden hacer tortillas con más de una clara 
Fruta seca  
  • Utilizar frutos secos en polvo, como almendra en polvo, para enriquecer los batidos de frutas. 
Grasas 
  • Enriquecer los platos con grasa saludables tales como aguacate, aceite de oliva, semillas, etc.  
Carne y pescado 
  • Añadir carne o pescado en purés y asegurar así el aporte proteico.  
Otros  
  • Utilizar cacao en polvo, miel, mermelada. 

Otra opción para enriquecer platos son los módulos nutricionales. Estos son fórmulas formadas por un nutriente o la combinación de estos. Existen módulos de proteína, hidratos de carbono o grasa. Su presentación suele ser en polvo que se puede añadir en purés o batidos. Su utilización debe ser bajo prescripción de un profesional de la salud.  

En el próximo post os daremos ejemplos de un menú completo con fotos, para que veáis que lo que contamos es posible.

 

Comparte