Hidratación

El agua es un elemento imprescindible para el correcto funcionamiento del organismo. Ciertas situaciones patológicas, etapas de la vida o deportistas, alteran y disminuyen la sensación de sed, es por ello que es necesario reeducar la ingesta hídrica para evitar desequilibrios homeostáticos.

Las personas que presentan disfagia, igual que aquellas personas que presentan enfermedades neurodegenerativas o neurológicas, son un perfil de pacientes con un elevado riesgo de deshidratación.

Para aumentar el consumo de agua en las situaciones descritas anteriormente se recomienda:

  • Beber infusiones o caldos
  • En los casos que haya un rechazo de la ingesta del agua, puede ser una buena opción añadir una rodaja o unas gotas de limón en el vaso, unas hojas de menta, la piel de una naranja, o cualquier fruta, hierba o verdura que aporte un sabor agradable.
  • Aumentar el consumo de alimentos ricos en agua como las frutas y las verduras.
  • Aquellas gelatinas comerciales que se mantienen estables en la boca, es decir, que no se licuen una vez ingeridas, son una buena elección.
  • Evitar el consumo de alcohol, ya que tienen un efecto diurético.

Por otro lado, recomendaciones para estimular la ingesta hídrica serían:

  • Ofrecer los líquidos fríos, ya que facilitan la deglución.
  • Proporcionar agua cada hora y media aproximadamente y bajo demanda.
  • Beber en pequeños sorbos
  • Aprovechar el momento de la medicación para fomentar la ingesta de líquidos.

También hay que tener en cuenta que ciertos medicamentos pueden favorecer la deshidratación.

Para asegurar una hidratación suficiente y segura en pacientes con disfagia es necesario ofrecer el agua (y todos los líquidos) espesada en la textura adecuada en cada caso, dependiendo del tipo de disfagia. 

 

Bibliografía:

  • López Molina PAJ, López Molina RM, Jiménez López MC. Deshidratación en el anciano. En José Jesús Gázquez Linares Mª del Carmen Pérez Fuentes Mª del Mar Molero Jurado Isabel Mercader Rubio. Salud y Cuidados en el Envejecimiento. Vol II. Edita: Asoc. Univ. de Educación y Psicología (ASUNIVEP).2013
  • Cámpora H, Falduti A. Evaluación y tratamiento de las alteraciones de la deglución. amer. med. respiratoria vol.12 no.3 CABA set. 2012
  • C. Iglesias Rosado, A. L. Villarino Martín, J. A. Martínez, L. Cabrerizo, M. Gargallo, H. Lorenzo, J.Quiles, M. Planas, I. Polanco, D. Romero de Ávila, J. Russolillo, R. Farré, J.M. Moreno Villares, P. Riobó, J. Salas-Salvadó. Importancia del agua en la hidratación de la población española: documento FESNAD 2010. Nutr. Hosp. vol26 no.1Madrid ene/feb 2011.
  • Martín A., Ortega O., Clavé P. Oropharyngeal dysphaagia, a new geriatric syndrom. Rev Esp Geriatr Gerontol. 2018;53 (1); 3-5.

Comparte